Defectos causados por cirugía estética:

2.1.4 Retracción inferior

MARKUS J. PFEIFFER

Introducción

La retracción inferior es la complicación más frecuente después de una blefaroplastia inferior. El párpado inferior tiene mucha menor motilidad que el párpado superior pero tiene la capacidad de elevarse sobre el ecuador intercantal (limbo inferior) por el efecto del músculo orbicular preseptal. Este músculo empuja al tarso hacía arriba y permite al párpado inferior cubrir el tercio inferior de la córnea. Para mantener ese importante mecanismo de protección del ojo hay que dejar una reserva de piel en el párpado inferior para permitir su movimiento hacia arriba. La mayoría de los pacientes piden la eliminación de arrugas y pliegues. En la cirugía plástica estética existe el afán de estirar la piel con el precio de limitar el movimiento del párpado hacía arriba o incluso causar una retracción y dejarlo en una posición más bajo. No es difícil corregir una retracción inferior causada por una blefaroplastia inferior.

Abstract

Lid retraction is the most frequent complication after lower lid blepharoplasty. The lower lid has much less motility than the upper lid, but it can rise above the intercantal level ( inferior limbus) by the action of the preseptal orbicularis muscle. This muscle is able to push the lower lid upwards to cover the inferior third of the cornea. To mantain this important protective function of the lower lid, there must be left some excess of skin. However, most patients appreciate the complete removal of skin laxity. In cosmetic plastic surgery it is often accepted to stretch the skin and take risk of limiting the upward movement of the lid or even cause a retraction. It is not complicated to correct lower lid retraction.

Fig. 1: El párpado inferior necesita un ligero exceso de piel para permitir la elevación parcial del párpado encima de la cornea. Se trata de un mecanismo de protección. La flecha blanca en el dibujo derecho muestra la elevación del tarso mediante el músculo orbicular preseptal (lila) .

Fig.2. La posición del párpado inferior depende de dos vectores, primero la tensión horizontal del parpado, que puede ser disminuido por laxitud (flecha horizontal), segundo la tensión vertical, que puede aumentar por falta del piel (flecha vertical).

 

Elevación natural del margen palpebral

Para la protección de la cornea y el libre movimiento vertical del párpado inferior hay que dejar un ligero exceso de piel para permitir la elevación parcial del párpado encima de la cornea. Se trata de un mecanismo de protección y una necesidad para la dinámica de la expresión facial. La falta de piel impide la elevación del margen parpebral y causa una expresión estática del párpado inferior.

Vectores horizontales y verticales: laxitud horizontal y tensión vertical

La posición del párpado inferior depende de dos vectores, primero la tensión horizontal del parpado. Normalmente la tensión horizontal proporcionado por las tensión de los ligamentos cantales y la tensión del músculo orbicular supera la tensión del vector vertical. La tensión horizontal puede ser disminuida por laxitud. La tensión vertical puede aumentar por falta del piel después de una blefaroplastia. La laxitud horizontal en combinación con la tensión vertical siempre resulta en una retracción.

Cirugía de la laxitud horizontal y tensión vertical

Si hay una combinación entre laxitud horizontal y tensión vertical por falta de piel sera necesario corregir la laxitud mediante una cantoplastia lateral y la falta del piel mediante un injerto de piel. Hay casos que se pueden corregir sin injerto de piel, si se eleva la zona malar con un lift del SMASH (submusclar aponeurotic sheath) y una cantoplastia lateral (Fig. 3, 4).

Casos con excesiva falta de piel siempre necesitan injertos de piel (2.2.5 injertos de piel)

(Fig. 3, 4, 5 ,6)

Fig.3.: Preoperatorio: Después de una blefaroplástia inferior con resección excesiva de la piel
Fig.4: Una semana después de la corrección con cantoplastia lateral y elevación malar (SMASH lift)

 

Fig.5: Preoperatorio: Después de una blefaroplástia inferior con resección excesiva de la piel en la zona lateral y laxitud del párpado.

Fig.6: Corección del los defectos con cantoplastia lateral e injertos de piel.

Fig. 7: Preoperatorio: Después de una blefaroplástia inferior con resección excesiva de la piel en la zona medial.

Fig. 8: Corección del los defectos con cantoplastia medial y lateral e injertos de piel.