4.2

Parálisis del tercer par craneal (parálisis oculomotora)

MARKUS J. PFEIFFER

Introducción

La parálisis oculomotora se produce por una lesión del III par craneal (nervio oculomotora). El nervio oculomotora es un nervio con función motora y parasimpática, controla el movimiento ocular inervando varios  músculos (elevador del párpado, recto medial, recto inferior, recto superior y oblicuo inferior) y el tamaño de la pupila.
La parálisis oculomotora se presenta fundamentalmente como diplopia (visión doble) , ptosis (caída del párpado) y pupila  dilatada (midriasis). Estará inhibido  el reflejo de Bell que consiste en la desviación del ojo hacia arriba durante el cierre palpebral.
Las causas de esta lesión son múltiples (idiopática, accidentes cerebrovasulares, microangiopatía diabética o hipertensiva,  traumatismos, tumores…). El 20% de los casos son idiopáticas. La ptosis asociada a la deviación del globo ocular y a la falta del fenómeno de Bell es siempre muy complicado de tratar.

Abstract

Third nerve palsy is caused by a lesion of the oculomotor nerve. The third nerve has a motoric and parasympathetic fibers. It controls the ocular movement by the innervation of four extraocular muscles (superior, inferior and medial rectus, inferior oblique) and the levator muscle. Patients show ptosis, diplopia (down and out deviation of the eye) and mydriasis. Bell´s phenomenon is absent. There are multiple causes of a third nerve palsy (idiopathic (20%), cerebrovascular stroke, microangiopathia, trauma and tumors etc.). The ptosis is always difficult to treat for it´s association with the ocular deviation and the absence of Bells phenomenon.



La ptosis complicada unilateral en la parálisis del tercer par craneal

La ptosis en la parálisis del tercer par craneal es siempre una Ptosis complicada unilateral (3.5.5), que no podemos tratar con ciurgía del músculo elevador. Por la falta de la función del elevador y el fenomeno de Bell sólo hay la opción de una Suspensión al músculo frontal (3.5.6) La suspensión tiene que ser ajustada de tal manera, que el cierre completo del párpado está garantizado durante el sueño.

 

Fig.1: Parálisis congénita del tercer par craneal izquierdo con ptosis, deviación ocular e ambliópia. La ambliopía impide el estímulo espontáneo para elevar la ceja.

Fig.2: Postoperatorio después de una suspensión bilateral. En lado derecho se ha desconectado el músculo elevador para estimular la elevación de la ceja bilateral. La suspensión al lado derecho está hipocorregido y necesitara un retoque.

Fig.3: Parálisis congénita del tercer par craneal izquierdo con ptosis, deviación ocular e ambliópia. La ambliopía impide el estímulo espontáneo para elevar la ceja. Fig.4: Postoperatorio después de una suspensión bilateral. En lado derecho se ha desconectado el músculo elevador para estimular la elevación de la ceja bilateral.