5.1 Exoftalmo / Orbitopatía distiroidea

MARKUS J. PFEIFFER

La orbitopatía distiroidea (Basedow’sche Erkrankung, Graves Orbitopathy) afecta cada año 1 mujer entre 5000 personas y 1 hombre entre 50000 personas. Es la enfermad más frecuente de la órbita se interpretada como un proceso autoimmune. Por la falta de conecer la causa exacta, la terápia se diríge a curar las síntomas, reducir el proceso inflamatorio o tratar con cirugía la secuelas de la inflamación.

La inflamación autoimmune afecta los tejidos de la órbita y los párpados, porque tiene antigenes identicas que la glándula tiroidea. La inflamación produce un aumento en el volumen de la grasa orbitaria y de los músculos extraoculares. Si ha terminado la fase activa de la orbitopatía, pueden desaparecer la síntomas en unos casos. En otros queda una fibrósis de la grasa orbitaria, los tejidos fibroelásticos y los músculos extraoculares. En la fase inicial de la orbitopatía hay la posibilidad de frenar la inflamación con un tratamiento antiinflamatorio (corticoides) o biológico y controlar la función de la glándula tiroidea. Pero muchas veces la orbitopatía se diagnostica demasiado tarde, porque las primeras síntomas no son específicas y malinterpretadas como ojos secos, conjuntivitis, alérgia. La enfermedad puede ser ligera (2/3 de los casos) o moderada (1/4 de los casos) y curarse espontaneamente después de 1 a 2 años o proceder a una estado con graves deformaciónes estéticas y poner en peligro la visión (<10%).

La inflamación causa dos síntomas principales:

1. un aumento de la apertura de los párpados; retracción superior y retracción inferior.

2. una protrusión de los ojos (exoftalmo ó proptosis), dando un aspecto de “ojos saltones” (Fig.1)

Puede haber una combinación de 1 y 2 (retracción distiroidea y la pseudoretracción por el exoftálmo) (Fig.2).

Hay técnicas que necesitan mínimas incisiones en los párpados para conseguir la descompresion de la órbita. Con la ampliación del espacio y la reducción del tejido hinchado se consigue mejorar la posición del globo y normalizar la estética del los párpados.

Fig.1: Exoftalmo unilateral de 4mm por aumento del volumen del tejido orbitario (grasa y músculo recto interno). Hay dos formas para corregir el exoftalmo:

1. Lipectomía (quitar grasa orbitaria), 2. Laminectomía (abrir paredes de la órbita)

Fig.2: En el exoftalmo el eje entre los cantos (punto verde) puede incluso estar detrás del eje horizontal del globo ocular (punto rojo). Asi el radio y la circumferencia del margen palpebral abierto (punto amarillo) está igual o menos que la circumferencia del margen palpebral cerrado (punto azul) y el músculo orbicular no tiene efectividad para cerrar y contribue a la retracción. La correción quirúrgica tiene que incluir la descompresión orbitaria.

 

Cirugía del exoftalmo: descompresión orbitaria

1. Lipectomía

Excisión de grasa orbitaria

2. Laminectomía

Abrir paredes oseas de la órbita

l

Fig.3: Lipectomía (excisión de grasa orbitaria)

Fig.4: Laminectomía (abrir paredes orbitarios)

 

 

Fig.5: Antes de la decompresión: exoftalmo moderado.

Fig.6: Después de la decompresión (lipectomia). El exoftalmo del ojo izquierdo se ha reducido 4mm.