1.9 Surco malar

MARKUS J. PFEIFFER

Introducción

Apreciamos estéticamente el surco del párpado superior mientras tendemos a desapreciar a los dos surcos naturales del párpado inferior. Los dos surcos del párpado inferior, el surco infratarsal y el surco orbitomalar, son estructuras que están formadas por la anatomía normal. Por conceptos estéticos hay una tendencia a querer eliminar o camuflar los surcos del párpado inferior. Tenemos que tener en cuenta que una cirugía que intenta borrar las formas naturales del cuerpo es más compleja que una cirugía que intenta pronunciarlas, por eso dedico este capítulo a unas complejas técnicas quirúrgicas que están justificadas por haber producido muy buenos resultados a largo plazo. Para corregir surcos hay métodos mucho más sencillos, como la inyección de sustancias de relleno pero no los aplicamos por sus complicaciones y por su efecto no duradero.

Abstract

While we appreciate the upper lid sulcus, we tend to find the two lower lid sulcus less aesthetical. There are two lower lid sulcus, the infratarsal and the orbitomalar sulcus. Both form normal structures of normal anatomy. For aesthetical reasons we may try to camouflage any sulcus of the lower lid. But we have to be aware that any surgery to camouflage normal anatomy is more complex than any surgery that intends to pronounce normal anatomy. This chapter is dedicated to rather complex techniques, that are justified for having produced good and long term results. I admit, that fillers can do the same without surgery, but we do not use them for high rate of complications and the limited duration of the effect.

Fig. 1: Los surcos de los párpados: (1) surco del párpado superior, (2) surco infratarsal del párpado inferior, (3) surco orbitomalar del párpado inferior

Fig.2. Los tres surcos naturales de los párpados: el surco del párpado superior (1), el surco infratarsal del párpado inferior (2), el surco orbitamalar del párpado inferior (3).

Surco malar

El surco malar se forma por dos causas: en primer lugar representa la zona de transición entre la piel fina de los párpados (0,2 mm, sin grasa subcutánea) y la piel gruesa de la mejilla (>1 mm, más grasa subcutanea), en segundo lugar el surco sigue la línea del margen orbitario donde el septo orbitario se une con el periostio de la cavidad orbitaria ( "arcus marginalis"), que retrae la piel hacia dentro.

Técnica quirúrgica para eliminar el surco malar

Como el surco malar se forma por las dos causas descritas anteriormente tenemos que corregir ambas causas. Primero hay que desconectar la adhesión entre el párpado y la cavidad orbitaria ("arcus marginalis"). Secundariamente hay que rellenar el volumen que falta en la zona del surco. El "arcus marginalis" se puede seccionar por via transconjunctival como he descrito en el capítulo 1.5 Blefaroplastia inferior. Para rellenar el surco podemos trasponer la grasa orbitaria de las bolsas o trasplantar grasa del mismo paciente. No uso otros materiales de relleno.

Fig.3.: Preoperatorio: las "ojeras" estan causadas por el surco malar y una piel transparente que parece mas oscura. Las bolsas de grasa orbitaria son mínimas.
Fig.4: Postoperatorio: una semana después de la transposición de la grasa orbitaria. También se ha tratado la piel con un láser CO2 para aumentar el colágeno y reducir su transparencia.

Pseudosurco malar

Hay una variación de "ojeras" que se parecen a un surco malar pero están causadas por una transparencia de la piel del párpado que tiene un espesor de solo 0,2 mm. La transparencia de la piel permite que entre más luz a través de la piel y que menos luz sea reflejada, así la piel del párpado parece más oscura que la piel de la zona malar. Podemos tratar la piel palpebral con pulsos de un láser CO2 (dióxido de carbono) que provoca un aumento de las fibras colágenas y mejora la reflexión de la luz. Con esta técnica conseguimos que la piel parezca más blanca. (Fig. 5 y 6)

Fig.5: Arriba: Antes de operar: la transparencia de la piel permite que más luz entre a través de la piel y que menos luz sea reflejda, así la piel parece más oscura. Abajo: Después de operar: la piel se ha tratado con un láser CO2 que provoca un aumento de las fibras colágenas y mejor reflexión de la luz. La piel parece más blanca.

Fig.6: Con pulsos del láser CO2 (dióxido de carbono) se trata la superficie de la piel para aumentar el espesor del colágeno y reducir la transparencia.