Injertos de dermis

MARKUS J. PFEIFFER

Introducción

La dermis (corium) es la capa de la piel entre la epidermis y el tejido celular subcutáneo. Se compone de la capa papilar (dermis superior, Fig. 2) y la capa reticular (dermis profunda). La capa reticular está formada por una red de fibras colágenas y elásticas. La capa reticular es especialmente útil para el trasplante autólogo como tejido de relleno o tejido espaciador. Dabajo de la dermis encontramos el tejido celular subcitáneo compuesto por la grasa subcutánea. Podemos trasplantar la dermis con o sin la grasa subcutánea adherente. Los trasplantes de dermis autóloga en la zona periocular tienen un pronóstico de integración muy bueno. Sin embargo, la grasa subcutánea trasplantada tiende a perder una parte de su volumen con el tiempo.

Abstract

The skin layer between the superficial epidermis and the deep subcutaneous tissue is called the dermis (corium). It is composed of two layers, the papillar and the reticular dermis. The reticular dermis is a texture of collagen fibres and elastic fibres. The reticular dermis is especially useful to serve as a transplant for volume filling or spacing. The layer below the dermis is formed by subcutaneous fat. We can transplant dermis with or without subcutaneous fat. Autologous dermis grafts have a very good prognostic for permanent integration. Subcutaneous fat however tends to loose some part of it's volume.

Obtención de dermis

Para obtener dermis o dermis con grasa subcutánea se sacrifica la epidermis de la zona. Se debe elegir una zona en la que exist una capa reticular de un espesor suficiente y una región en la que la cicatriz no resulte molesta. Las zonas más apropiadas son la glútea y la cara interior de la rodilla. Conviene efectuar una excisión de la epidermis en forma semicircular para facilitar el cierre del defecto (Fig. 1). En determinados casos es necesario un injerto de dermis semicircular (Fig. 3) para rellenar surcos superiores [2.1.3] o surcos inferiores [2.1.5], los injertos semicirculares se pueden transformar en un injerto redondo (Fig. 1) para rellenar la órbita (Fig. 4)


Fig. 1: Arriba izquierda: Excisión de la epidermis en forma semicircular (arriba izquierda) para facilitar el cierre del defecto (arriba derecha). El injerto se puede enrollar para formar un injerto redondo para aumentar el volumen en la órbita.

Fig. 2: La dermis con mayor espesor se encuentra en la zona gluteal. La epidermis se ha eliminado en forma ovalada. Debajo se ha expuesto la capa papilar de la dermis superficial.

Fig. 3: La dermis en forma ovalada se implanta en el párpado para corregir una retracción o un surco.

Fig. 4: Implante de dermis por vía transconjuntival para rellenar un surco inferior.

 

Fig. 5: Implantede dermis con grasa subcutánea para rellenar un surco en el párpado superior.

Fig. 6: Para rellenar el surco superior en casos de anoftalmo se puede implantar dermis con grasa subcutánea para rellenar un surco del párpado superior o la órbita.