3.4.6 Epicanto y pseudoepicanto medial

MARKUS J. PFEIFFER

Introducción

El canto geométrico auténtico medial se encuentra en el punto de la fusión de los ligamentos palpebrales mediales. El epicanto está situado delante o por encima (epi) del canto geométrico auténtico. El epicanto se forma porque hay un puente de tejido que cubre la cavidad medial. Así el epicanto se levanta encima del canto geométrico. El epicanto es un fenómeno normal en la populación asiática y una excepción en la populación europea.

Abstract

The geometrical medial canthus is located at the fusion of the canthal tendons. An epicanthus is situated above (epi) the geometrical canthus. The epicanthus forms a bridge of tissue, that covers the geometrical canthus. Epicanthus can be a normal sign in the asian population and an exception in the caucasian population.

Epicanto congénito

El epicanto congénito se observa en el Síndrome de Down, el hipertelorismo y el síndrome de blefarofimosis. Además puede ser asociado con varias condiciones congénitas menos frecuentes.

Topografía del epicanto medial

La sección o el contorno de la superficie del canto medial (representado por el reflejo de la lámpara de hendidura) es un la línea cóncava, que tiene su ápice en el canto medial auténtico (Fig.1). En el epicanto se ha formado un puente de tejido que cruza la concavidad . Por ser demasiado corto, el tejido no puede cubrir la superficie cóncava y se coloca en la distancia más corta, que resulta delante del canto auténtico (epicantal) (Fig.2.).

Fig. 1: La sección o el contorno de la superficie del canto medial (representado por el reflejo vertical de la lámpara de hendidura; línea amarilla) es un la línea cóncava, que tiene su ápice en el canto medial.

Fig. 2: En el epicanto se ha formado un puente de tejido que cruza la concavidad (rojo). Por ser demasiado corto, el tejido no puede cubrir la superficie cóncava y se coloca en la distancia más corta, que es delante del canto auténtico (epicantal).

 

Formas del epicanto medial

1. Pseudoepicanto medial

El pseudoepicanto medial está causado por una falta de piel debido a cualquier causa de pérdida de piel. El resultado es la formación de un pliegue de piel, que no contiene tejido subcutaneo (Fig.3). La falta de piel solo se puede corregir por una substitución de piel, perferiblemente injertos libres del párpado superior lateral.

2. Epicanto medial

El epicanto medial está formado por un pliegue de piel que contiene tejido subcutaneo , como fibras del músculo orbicular o tejido graso. El tejido subcutaneo forma un puente que cruza la concavidad delante del canto auténtico (Fig.4). El pliegue epicantal suele ser más pronunciado en la parte superior. Si el pliegue está más pronunciada en su parte inferior, se denomina epicanto inverso.

La cirugía del epicanto medial se compone de dos pasos. Primero hay que eliminar o recolocar el tejido subcutaneo, que forma el puente. Segundo se necesita la substitución de la superficie de piel que falta para cubrir la concavidad medial, preferiblemente con injertos de piel o con transposición de colgajos (Fig.7-10).

Fig. 3: El pseudoepicanto medial (pec) es solo un pliegue de piel (verde) que se forma delante del canto auténtico (mca). El pliegue de piel no contiene tejido subcutaneo

Fig.4: El epicanto medial (EC) está formado por un pliegue de piel (verde) que contiene tejido subcutaneo (rojo), como fibras del músculo orbicular o tejido graso. El tejido subcutaneo forma un puente que cruza la concavidad delante del canto auténtico (mca).

 

Fig. 5: Pseudoepicanto medial por falta de piel. Se ha formado una tracción de piel epicantal (preoperatorio).

Fig.6: Postoperatorio: el pseudoepicanto se ha corregido por substitución del piel (injertos de piel).

 

 

Fig. 7: Preoperatorio: Epicanto con tejido subcutaneo, que forma un puente entre el párpado superior e inferior. Hay una moderada falta de piel.

Fig.8: La incisión de blefaroplástia sirve para acceder al tejido subcutaneo y para transponer piel de la zona lateral a la zona del epicanto medial.

 

 

Fig.9:

El tejido subcutaneo, que ha formado el puente epicantal se elimina. En este caso ha sido una tira de músclo orbicular, que cruzaba la concavidad desde el párpado superior al párpado inferior.


Fig.10

Postoperatorio inmediato:

La piel encima de la incisión de la blefaroplástia se ha transpuesto en dirección medial para corregir la falta de piel medial. El pliegue epicantal ha desaparecido.

 

 

Fig.11: Injerto plano obtenido de la parte lateral del párpado superior

Fig.12: Se dobla en forma de una U para forrar la superficie hemisférica cóncava que exije el canto medial

 

 

Fig.13: Epicanto asiático medial (preoperatorio).

Fig.14: Después de operar con una nueva técnica própria sin causar ciatrizes. Se amplía el canto medial y permite incluso ver la carúncula lagrimal.