6.4 Hidrocistoma

MARKUS J. PFEIFFER

Introducción

El hidrocistoma es un quiste de las glándulas sudoríparas (ecrinas o apocrinas) que se suele localizar en el borde del párpado y con mayor frecuencia en el párpado inferior cerca del canto interno. El hidrocistoma ecrino se presenta como pequeños y múltiples quistes cubiertos por piel lisa por dilatación del conducto de la glándula sudorípara ecrina, el hidrocistoma apocrino se caracteriza por aparecer de forma solitaria, es hemisférico y traslúcido y supone una dilatación quística de las glándulas apocrinas. Aparecen con más frecuencia a partir de la cuarta década de la vida. Son lesiones benignas que requieren tratamieto por cuesiones estéticas. La exéresis quirúrgica es la terapia de elección.

Diagnóstico con el biomicroscopio (lampara de hendidura):

Las lesiones son típicas y fáciles de reconocer. Se encuentran en el margen palpebral o cerca de él, más frecuentemente en el parpado inferior cerca del canto medial. En el párpado superior son menos frecuentes y también se localizan cerca de los cantos. El haz de luz de la lámpara de hendidura provoca la iluminación del quiste identificándose su contenido líquido transparente. Tras la punción del quiste se produce en 24 horas su relleno de líquido por lo que no se considera un tratamiento, podemos confirmar el diagnóstico puncionando el quiste en casos dudosos.

Tratamiento quirúrgico:

Es recomendable abrir el hidrocistoma con ayuda del microscopio para poder visualizar su cápsula fina y transparente. Se puede mantener la piel intacta pero hay que eliminar la cápsula de forma completa para evitar la recidiva del quiste.

 

 

Fig.1.: Hidrocistoma típicos en el párpado inferior cerca del canto.

Fig. 2.: Hidrocistoma cerca del canto lateral.

 

 

Fig.3.: Hidrocistoma múltiple en el canto lateral

Fig. 4.: Hidrocistomas gigantes cerca del canto lateral y medial.