3.1.1 Entropión inferior simple

MARKUS J. PFEIFFER

Introducción

El entropión inferior simple es frecuente en pacientes de edad avanzada. Está causado por la laxitud del tejido conectivo que controla la posición del músculo orbicular. Si el músculo orbicular se desconecta de la lamela posterior y de los ligamentos cantales, se puede desplazar y ascender por encima del margen palpebral, esto provoca la inclinación del margen del párpado inferior hacia dentro o hacia el globo ocular provocando el roce de las pestañas con la córnea. Existe una forma congénita del entropión simple denominado epibléfaron (3.1.2 Epibléfaron). Para corregir el entropión simple se debe reestablecer las conexiones que controlan la posición del músculo orbicular, los retractores y el ligamento del canto lateral, no es necesario resecar tejido.

Abstract

Simple lower lid entropium is frequently found in elder patients. It is caused by the laxity of the connective tissue that controls the position of the orbicularis muscle. If the orbicularis muscel is detached from the posterior lamela and the canthal tendons, it tends to move upwards above the lid margin. This produces an inclination of the lid margin and directs the eyelashes towards the globe. There is also a congenital form of simple entropium (3.1.2 Epibléfaron ). Surgical correction of lower lid entropium has to recreate the tissue connections between the retractor sheath and the orbicularis muscle and tighten the lateral cathal tendon.


 

Fig. 1: Imagen izquierda: la luz de la lámpara de hendidura demuestra la concavidad normal del párpado inferior y forma un ligero surco. El músculo orbicular está en su posición normal. Imagen derecha: entropión simple: el desplazamiento del músculo orbicular hacia arriba forma un bulto que se demuestra como convexidad en la lámpara de hendidura.

Fig. 2: Entropión simple: El músculo orbicular se ha desviado hacia arriba. El margen palpebral está inclinado hacia el globo ocular. Las pestañas rozan con el globo ocular e irritan la córnea.

Fig. 3: Entropión simple con el músculo orbicular desviado hacia arriba por encima el tarso (O). El tarso está hundido dabajo el músculo orbicular.

Técnica quirúrgica para corregir el entropión simple.

Se corrigen dos vectores, primero la fijación del músculo orbicular a los retractores, secundariamente se realizará la fijación horizontal del párpado al canto lateral. La técnica transconjuntival accede a través de una inicisión conjuntival primero a los retractores (verde) y después los aproxima al músculo orbicular (rojo) con suturas de nylon que se fijan con un nudo debajo de la piel. La conexion entre la capa de los retractores y el músculo ocular sirve para el control de la posición del músculo, si esta conexión es efectiva se formará el pliegue palpebral. Hemos observado que se producen menos recidivas del entropión simple si se combina la fijación de los los retractores con una cantoplastia lateral. La cantoplastia lateral mejora la fijación lateral y la tensión horizontal del párpado inferior, se forma una tira del tarso que se sutura a la cara interior de la pared lateral de la órbita.

Fig. 4: La técnica de sección horizontal del párpado permite unir la lamela posterior (retractores) del margen inferior del corte con la lamela anterior (Músculo orbicular) del margen superior del corte superior. (Técnica de Wies)

Fig. 5: La técnica transconjuntival accede a través de una inicisión conjuntival primero a los retractores (verde) y después los aproxima al músculo orbicular (rojo) con 3 suturas de nylon que se fijan con un nudo debajo de la piel.

 

Fig. 6: Modificación en la fijación de los retractores: se introducen los retractores en una hendidura creada en el músculo orbicular (flecha blanca):

Fig. 7: La cantoplastia lateral mejora la fijación lateral y la tensión horizontal del párpado inferior. Se forma una tira del tarso que debe ser suturada a la cara interior de la pared lateral de la órbita.

 

Resultados de la cirugía, que combina la fijación de los retractores y la cantoplastia lateral

Vemos recidivas del entropión solo en un 2% de los pacientes.