4.3. Síndrome de Horner

MARKUS J. PFEIFFER

Introducción

El síndrome de Claude Bernard - Horner  se produce por una lesión o compromiso de la vía nerviosa simpática cranial. La primera descripción de este caso la realizó el oftalmólogo suizo Johann Friedrich Horner en 1869 aunque anteriormente el francés Claud Bernard describió los mismos síntomas en animales. 
Los síntomas típicos incluyen miosis (pupila pequeña), ptosis (párpado caído) anhidrosis (sequedad facial), ojo rojo, enoftalmos (hundimiento hacia dentro del ojo) y heterocromía del iris (cambio de pigmentación del iris). La lesión del nervio simpático se puede producir en la neurona de primer, segundo o tercer orden.
Las causas de esta lesión son múltiples, entre ellas se encuentran los accidentes cerebrovasculares, espondilosis cervical, tumores del cavum, lesiones cervicales, lesiones en la arteria carótida, enfermedad de Lyme, tumor de Pancoast, cefaleas en racimos…

Diagnóstico

La ptosis (3.5 diagnóstico de la PTOSIS) del síndrome de Horner muestra una buena función del músculo elevador sin lid lag. Hay anisocoria (pupila más pequeña ó miosis) en el lado afectado. La miosis está causada por falta de dilatación de la pupila (vía nerviosa simpática). La anisocoría está más pronunciada en la oscuridad y se observa mejor con una camera con flash (hay que apagar el pre-flash) (Fig.1,2,3).

Fig. 1: Ptosis en el lado izquierdo.

Fig. 2: La miosis del ojo izquierdo se abserva en la oscuridad con una luz de flash o una camera con flash.

 

 

Fig. 3: Síndrome de Horner congénito con ptosis y miosis en el lado izquierdo.

Fig. 4: En la cirugía se encuentra frecuentemente grasa en el músculo Müller.

 

Cirugía de la ptosis en el síndrome de Horner

Para la corrección quirúrgica de la ptosis de Horner usamos un acceso anterior o posterior al músculo elevador. Esperamos una degeneración del músculo de Müller con una acumulación de grasa (Fig.4). Si esta grasa inhibe el movimiento del párpado, se puede resectar. Para coseguir la elevación del párpado nos dirigimos a las dos zonas de transición (superior entre el lig. Whitnall y la aponeurósis e inferior entre la aponeurósis y el tarso (ver 3.5 PTOSIS ).

Fig. 5: Preoperatorio: síndrome de Horner con ptosis

Fig. 6: Postoperatorio, después de la cirugía de ptosis por vía anterior.